Entrega 24-48h | Envío GRATIS  > 29€

El insomnio es un problema silencioso que, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), padece entre un 25-35% de la población adulta de forma transitoria, y entre un 10-15% de forma crónica.

La falta de sueño provoca una reducción en el rendimiento diario, calidad de vida, deriva en problema de ansiedad y depresión, problemas de hipertensión, obesidad y problemas de memoria.

Una de las soluciones propuestas es el consumo de benzodiacepinas, las cuales tienen como principales efectos secundarios, según el prospecto del Trankimazin:

  • Efectos adversos muy frecuentes (más de 1 de cada 10 personas):
    • Depresión, estreñimiento, boca seca, mareo, dolor de cabeza, fatiga, etc.
  • Efectos adversos frecuentes (hasta 1 de cada 10 personas):
    • Náuseas, ansiedad, disfunción sexual, dermatitis, cambios de peso, etc.
  • Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):
    • Alucinaciones, pérdida de memoria, incontinencia, menstruación irregular, etc.

Así como aumentar en un 51% el riesgo de padecer Alzheimer (estudio del British Medical Journal)

Destacar que el Trankimazin se consolidó como el fármaco más vendido en el mundo en 2021.

Según José Antonio López, vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada, en España el 25% de la población sufre de problemas mentales como la ansiedad o la depresión y estamos en camino de alcanzar las cuotas de EEUU, que se sitúan en el 44% de la población.

Candidata a ser una excelente alternativa al consumo de benzodiazepinas y sus altos efectos secundarios, destacamos el CBD.

¿Cómo puede beneficiar el CBD en el insomnio?

El sueño se percibe como una consecuencia causada por otro tipo de dolencia presente en el cuerpo: estrés, ansiedad, dolor crónico…

El CBD puede ayudar a las personas a relajarse aliviando la ansiedad y el dolor, factores que pueden dificultar la conciliación del sueño. Un estudio en el que participaron 103 personas, tras el consumo de CBD, el 67% de ellos reportaron una mejora en el sueño, y el 79% también lo reportaron en la disminución de ansiedad, muy relacionada con el insomnio.

Insomnio

El CBD trabaja directamente con el hipotálamo, encargado de la regulación de estrés, suprimiendo el exceso de activación de la hormona del estrés y regulando el ritmo de sueño.

Ansiedad

Diversos estudios han descubierto que los trastornos de ansiedad pueden ser tratados y minimizados con el consumo de CBD.

Trastornos del ritmo circadiano

El CBD es capaz de mejorar tanto la calidad, como la cantidad de sueño garantizando las fases normales del sueño y sueño REM sin interrupciones en el ciclo.

Este caso puede ser especialmente útil para personas que sus horas de sueño cambian en función a sus horarios de trabajo o rutinas variables.

Desde Veracruz Bienestar estamos comprometidos a ofrecer un CBD de la más alta calidad y 100% orgánico, utilizando los mejores métodos de cultivo y extracción.

What Our Clients Say
36 reseñas